noticias todas, telescopios

Últimos retoques del software de control del telescopio JST/T250

08-06-2012 17:00
Ingenieros de control del CEFCA realizando pruebas del TCS del JST/T250

Ingenieros de control del CEFCA realizando pruebas del TCS del JST/T250

Durante pasada semana, ingenieros del CEFCA se desplazaron la sede de la empresa belga AMOS, encargada de la construcción de los telescopios del Observatorio Astrofísico de Javalambre, para discutir los últimos detalles de la versión definitiva del software del sistema de control del telescopio JST/T250.

Tras las reuniones de trabajo, en las que participaron miembros de AMOS y la empresa OSL, subcontratada para la elaboración del sistema de control, los ingenieros han dado el visto bueno para la finalización del software, que será entregado al CEFCA en unas pocas semanas.

El sistema de control del telescopio (TCS, por sus siglas en inglés) es fundamental para el correcto funcionamiento y manejo del JST/T250. Su misión primordial es realizar el control de alto nivel de los subsistemas del telescopio, es decir, envia órdenes de comandos y recibe respuesta de los controles de bajo nivel de cada subsistema encargados de ejecutarlas, como son control de ejes, acimut, elevación, rotador del instrumento, frenos, autoguiado, sistemas de refrigeración, hexápodo o la cubierta del espejo primario. En definitiva, el TCS actúa de forma similar a un director de orquesta que dirige a los músicos, es decir, los subsistemas.

Además, el TCS comprende una interfaz gráfica a través de la cual operar el telescopio, intercambiando la información del estado del JST/T250 con todos los potenciales usuarios como son operadores, ingenieros, astrónomos y personal de mantenimiento.

Para elaborar el TCS, los ingenieros han trabajado sobre dos versiones del software durante el último año, una preliminar en verano de 2011 y posteriormente una más depurada en marzo de 2012. Las pruebas de control se han llevado a cabo simulando todos los subsistemas del telescopio, creando un telescopio virtual con el cual ver su comportamiento.

Una vez terminado, el TCS volverá a ser testeado por los ingenieros pero ya como versión final. El código proporcionado por OSL será abierto con el fin de que poder modificarlo o implementar nuevas funciones en un futuro.